La hipoxia o disminución del oxígeno transportado por la sangre a los órganos es uno de los factores que impide una cicatrización adecuada de heridas, injertos, úlceras o pie diabético. Diversas investigaciones científicas demostraron que el Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica (TOHB) es efectivo para revertir esta situación, acortar los tiempos de cicatrización, reducir el riesgo de infecciones y mejorar el cuadro clínico de los pacientes.
Cuando el paciente ingresa a una cámara hiperbárica recibe Oxígeno en altas concentraciones; este gas es transportado por el plasma sanguíneo y alcanza todos los tejidos del organismo, incluso aquellos que están dañados; esta mayor disponibilidad de oxígeno en sangre acelera un proceso llamado Angiogénesis, que es la formación de nuevos vasos sanguíneos, fundamental para la cicatrización de cualquier herida. Además, tiene efectos desinflamatorios y bactericidas, por lo que evita que avance la infección.
El TOHB, combinado con otros tratamientos o medicamentos indicados habitualmente por el médico, redujo significativamente el riesgo de amputación, incluso en casos avanzados de pie diabético. También logró una cicatrización completa en pacientes con heridas crónicas y agudas. El proceso puede ser largo, pero es seguro, efectivo y no invasivo.
Beneficios del TOHB en Heridas:

  1. Favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos
  2. Tiene efectos antiinflamatorios
  3. Potencia la acción bactericida de glóbulos blancos
  4. Reduce el riesgo de amputación
  5. Mejora la circulación
  6. Regula el estrés oxidativo
  7. Mejora la respuesta celular
  8. Estimula la formación de la síntesis de colágeno