Inicio

Articulos

Se reconoce como herida complicada a aquella que no responde a las medidas medicas o quirúrgicas o establecidas para su tratamiento.

 
Estas se presentan generalmente en huéspedes con compromisos múltiples, locales o sistémicos que contribuyen a la inhibición de la reparación tisular.

 

El mecanismo básico de la lesión que no cicatriza es una combinación entre hiperfunción de los tejidos y la infección. Todas tienen de base una hipoxia tisular y sus secuelas, como común denominador.

 

La terapia con ohb en estos pacientes demuestra que la actividad bacteriana es inversamente proporcional al aporte de oxigeno a los tejidos, es decir, al elevar la tensión de oxigeno en la herida es tan efectivo como la administración de antibióticos, es decir, provocamos en la herida infectada replicación de fibroblastos un proceso de angiogenesis y una síntesis de colágeno lo cual nos ayuda una pronta regeneración del tejido.

 

Clínica de Oxigenación

2.- Botox 3.- Clínica de Heridas